"Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible".


"Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga".


Ghandi
"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo".
Albert Einstein
¿Para que hicimos un blog? Porque creemos que las cosas pueden cambiar. Para lograr esto, debemos concientizar y concientizarnos, y la comunicación es vital para este propósito. Por esta razón, nuestro blog contiene información acerca de los ambientes que hay en nuestro país y los problemas que nos afectan.







jueves, 2 de septiembre de 2010

Pérdida de la biodiversidad.


Van pasando los años y cada vez es más complicado parar lo que está ocurriendo en el planeta actualmente. Si hablamos de biodiversidad nos damos cuenta que cada vez son más las especies de animales y plantas que están en peligro o en extinción por los grandes cambios climáticos, por destrucción de su hábitat o por cacería. Si bien la pérdida de especies llama nuestra atención, la amenaza más grave a la biodiversidad es la fragmentación, degradación y la pérdida directa de los bosques, selvas y otros ecosistemas. Todo esto es agravado por los cambios atmosféricos y climáticos que ocurren de manera mundial y que afectan directamente a los hábitats. Esto hace que se desestabilicen los ecosistemas y que se debilite su capacidad para hacer frente a los mismos desastres naturales. La diversidad de la flora, la fauna y los ecosistemas, que son fuentes de vida y las bases del desarrollo sostenible, se encuentran en un grave peligro. Últimamente han desaparecido aproximadamente 800 especies y 11.000 están amenazadas. Es fácil comprender que con esta pérdida tan grande de recursos, está en riesgo la seguridad alimentaria. Además la pérdida de la biodiversidad reduce la productividad de los ecosistemas y disminuye la posibilidad de obtener algunos bienes de la naturaleza de la que el ser humano se beneficia constantemente.

Un caso parecido es el de la Provincia de Santa Fé, cuya cobertura forestal se redujo en alrededor de 4,6 millones de hectáreas durante los últimos 80 años, con una tasa de deforestación que alcanzó las 121.500 hectáreas anuales entre 1970 y 1984. La compañía inglesa La Forestal, que empezó a operar en la región en 1880, siendo dueña de la tercera parte de la superficie de la provincia para explotar los montes de quebracho, fue la responsable directa de tal devastación. La conmoción social provocada por la explotación de la naturaleza y de los trabajadores y la violenta represión que le siguió, constituyen uno de los casos más serios de conflicto ambiental en la historia de América Latina.

5 comentarios:

Dejanos tu opinión